Llega el final del verano, y reinician las actividades escolares, es el momento de comprar uniforme, textos y útiles escolares a nuestros niños reconociendo que así como los útiles, cada detalle del uniforme es importante y cuánto más, los calzados que son fundamentales para que tus niños tengan pies sanos, la estabilidad que necesitan y toda la comodidad para aprovechar al máximo cada momento de esta etapa de su vida que no vuelve y que es muy importante para su desarrollo personal. Es por eso que en estas líneas queremos recomendarte algunos detalles para asegurarnos de que el reinicio de actividades escolares de tus niños, será con todo lo mejor, a sus pies.

Calidad y comodidad

La salud de tus hijos, importa, así como su comodidad y crecimiento, es por eso que te conviene asegurarte de que los zapatos escolares que usen, estén fabricados con algún material natural, es por eso que te recomendamos que sea piel y más si el forro es de piel transpirable.

Que la suela sea flexible y resistente, es fundamental, porque esto junto con la plantilla que debe ser extraíble, es lo que permite a tus hijos que su pisada, sea amortiguada.

La talla

Sabemos que tus niños están creciendo y a veces no es tan fácil saber su talla, por eso te recomendamos ir a la zapatería con tus niños en horas de la tarde, para que con sus pies un tanto inflamados, sepas qué calzado comprar.

Conviene también que tus niños caminen dentro de la zapatería, con sus zapatos escolares puestos y que caminando, puedas verificar que le quedan un tanto holgados, no tanto como para que se salgan de sus pies, ni tan poco como para que le opriman los dedos, es sólo un poco holgados, es una medida que suele ser el equivalente de un dedo de adulto entre el límite del calzado y el inicio del talón de tus niños.

La conformación del zapato

Mientras más redondeada sea la punta del zapato, mejor, para que sus dedos tengan el espacio que necesitan, no rocen con el límite del calzado y puedas estar seguro de que no los zapatos no les generan dolor. La suela debe ser de goma y antideslizante, para evitar accidentes.

Que esté acolchado por dentro es igualmente importante y preferiblemente, que el arco sea ortopédico, para asegurarte de que los pies de tus niños crecerán sanos, sin que desarrollen “pie plano” ni afección alguna.

Los zapatos escolares deben tener un pequeño tacón que no debe sobrepasar la medida de un centímetro, esto para asegurarte de que tendrá toda la protección que necesita y que no habrá situación alguna que haga que su columna se resienta.